Acompañe a los pescadores de Den Oever

¿Le apetece una aventura en el Mar de Frisia? Suba a bordo de un barco de pesca. Puede hacerlo desde el antiguo puerto pesquero de Den Oever, acompañando a pescadores experimentados. Conocen absolutamente cada corriente, banco de arena y movimiento en el agua, por lo que pueden mostrarle todo lo que hay tanto sobre como debajo de ella. Tome el aire y disfrute de toda la belleza que le puede ofrecer el Mar de Frisia.

De abril a octubre

mee met de vissers van den oever
Waddenzee Werelderfgoed - Wat leef er in de zee - vissers

De camino con los pescadores frisones

Den Oever es un auténtico pueblo pesquero situado junto al dique de cierre. Este lugar del norte de los Países Bajos es un paraíso para los amantes de la naturaleza. Aquí puede vadear el Mar de Frisia, hacer excursiones en bici, pasear o avistar aves. Desde el puesto de observación del puerto se pueden admirar preciosas vistas sobre el mar y el dique. En el puerto se pueden ver además las barcas del gremio de pescadores del Mar de Frisia. Estos experimentados pescadores le llevarán a disfrutar de una inolvidable excursión por el mar. Con ayuda de una red de arrastre suben a la superficie los tesoros ocultos del mar: desde irritables cangrejos a gambas cristal. Se quedará boquiabierto. También sobre el agua podrá ver gran cantidad de aves y quizá incluso focas. De vuelta al puerto, se le habrá abierto el apetito para disfrutar de un pescado fresco recién hecho.

Waddenzee Werelderfgoed - POI - oldtimer-camping t bos roept

La llamada del bosque

¿Dormir sobre una superficie fija? Instale la tienda en el camping «Het Bos Roept». Un agradable y sorprendente camping natural con mucho ambiente, a tiro de piedra de Den Oever. Donde antes nadaban los peces, ahora hay un bosque en el que puede pasear y donde los excursionistas plantan sus tiendas con piquetas en la tierra. Los tipos duros de verdad pueden acampar aquí incluso en invierno.

Wieringen, una isla en tierra

Den Oever está situada en la antigua isla de Wieringen. Durante el siglo pasado, la tierra que rodea Wieringen fue cerrada con un dique, por lo que la isla acabó rodeada de tierra. Aún son visibles los contornos de la isla, con sus elevadas desigualdades de origen glaciar. Pasear a pie o darse una vuelta en bici son las mejores maneras de descubrir los pueblos históricos y de disfrutar de las impresionantes vistas sobre el vado.