Montículos y lomas para mantener la cabeza fuera del agua

En el norte de los Países Bajos, entre el cielo y el horizonte en la distancia, se encuentran cientos de reliquias de un pasado lejano. Se trata de lomas («terpen» en Frisia) y montículos («wierden» en Groninga), elevaciones realizadas a mano de forma artificial cerca de la costa. Una solución inteligente en un momento en el que todavía no existían los diques para proteger a la población frente al despiadado poder del mar. Sobre estas lomas y montículos, las personas llevaban una vida próspera en comunión con el mar. La región costera del norte de los Países Bajos era el epicentro de la economía del Mar del Norte a comienzos de la Edad Media. Muchos de aquellos montículos han crecido hasta convertirse en pueblos pintorescos, con hermosas iglesias, casas históricas y granjas.

Waddenzee Werelderfgoed - Wierde Ezinge zomer Peter Nijenhuis

Un breve ascenso

La loma artificial más alta de los Países Bajos e incluso Alemania se encuentra en Frisia. Con sus 8,8 metros sobre el NAP, la loma de Hogebeintum es única. Una vez arriba, disfrutará del fresco viento del norte y de unas vistas panorámicas. Si quiere conocer más la historia del pueblo, puede visitar la pintoresca iglesia antigua y el Centro de Recursos Arqueológicos situados en la loma. ¿Se queda con ganas de ver más tesoros relacionados con estos montículos? El museo Frisón de Leeuwarden cuenta con una magnífica colección.

Una larga excursión por el país de las lomas

La ruta de las lomas forma parte del Mar de Frisia, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Caminará por lugares en los que el agua ha corrido por las llanuras durante siglos. Esta ruta, de aproximadamente 20 kilómetros de longitud, le llevará a la loma más elevada de los Países Bajos: Hogebeintum.

La Pompeya del norte

En uno u otro momento han debido de existir más de 1000 montículos en Groninga. Al cerrar con diques la costa frisona, dejaron de ser necesarios y acabaron siendo aplanados. Quedaron algunas decenas de montículos, entre los que se incluye Ezinge, un tesoro arqueológico. En ningún otro lugar de los Países Bajos se han realizado tantos hallazgos arqueológicos como en este punto. Si visita el Museo Wierdenland, le llevará a esta cámara del tesoro del paisaje cultural más antiguo de los Países Bajos.