Tiengemeten, una isla repleta de naturaleza hermosa cerca de la ciudad

La última isla auténtica al suroeste de los Países Bajos: Tiengemeten. Carca de la ciudad industrial de Róterdam, sólo puedes llegar a la isla con el transbordador. En la isla encontrarás un delta vasto con naturaleza preciosa, donde podrás dejar atrás por completo el bullicio de la ciudad. Descubre reses robustos pastando, juncales pantanosos, miles de aves acuáticas y huertos frutales centenarios. Si estás atento, verás hasta diques de castores por las orillas.
Tiengemeten - water, land en lucht
Foto: Ellen van den Doel
Nationaal Park NLDelta - Tiengemeten landschap
Tiengemeten - huisje omringd door water
Foto: Ellen van den Doel

Frondosa, salvaje y melancólica

Tiengemeten es el proyecto de creación de zonas naturales más grande de los Países Bajos. Surgió como banco de arena en el Haringvliet y, con el paso de los siglos, siguió creciendo hasta convertirse en una isla.

La isla casi inhabitada está formada por tres regiones, cada una con su propio encanto y naturaleza. En el este, te adentrarás en una región rural del siglo XIX, donde todavía se cultivan verduras tradicionales de los Países Bajos como las judías pintas y las remolachas. En el centro, los prados verdes y las aguas abiertas pintan el paisaje. Una joya de la naturaleza en NLDelta y un auténtico Valhalla para aves. En el oeste de la isla encontrarás la región menos accesible con marismas y pantanos. ¡Pero también puedes ir de aventura por esta región! Se puede pasear por toda la región. Podrás descubrir tanta naturaleza como quieras.

Schotse hooglander op natuureiland Tiengemeten
Foto: Claudia et Clément

¡Salga a dar un paseo!

Pasee por el Wildernis y verá que aquí el agua es la que manda. El Wildernis es una zona de mareas de agua dulce en el oeste de Tiengemeten y tiene una naturaleza dinámica. Es bastante probable que conozca a un escocés de las tierras altas e incluso que vea algún pigargo europeo.

De paseo con los pájaros

Sólo cuando zarpa el último transbordador y sólo quedan los habitantes, es cuando reina el silencio absoluto en la isla. Puedes disfrutar tranquilamente de aves que buscan un lugar donde dormir, de las vastas vistas con el resplandor escarlata de la puesta de sol y, por supuesto, de la sensación de libertad en la isla. Única en el Delta de los Países Bajos. ¡Te sorprenderán el auténtico silencio y la oscuridad absoluta! Por la noche no podrás ver nada, a no ser que te dejes guiar por la luz del cielo estrellado.

Ve de excursión a ver aves o castores

A bordo del transbordador a Tiengemeten te sentirás inmediatamente como si estuvieras de vacaciones. Lejos de la tierra firme y del ajetreo cotidiano. Con destino a una gran isla repleta de aves, castores y vacas de las tierras altas. Al desembarcar del transbordador, llegarás al centro de visitantes de Natuurmonumenten. Este es el punto de partida de tu excursión por la isla. Ve tú mismo de paseo o alquila una bicicleta. También puedes ir de excursión a ver aves o castores en el Schermer guiada por el guardabosques.

Nationaal Park NLDelta - Sluiswachterswoning Bron: Natuurmonumenten - J Lehmann
Foto: J Lehmann - Natuurmonumenten

Una noche bajo la bóveda celeste

Puedes prolongar tu aventura en la isla y pasar la noche en la acogedora casa del operador de esclusas o en uno de los otros alojamientos de Buitenleven Vakanties. Para los más aventureros, hay un camping justo al lado.

La isla de Tiengemeten en hibernación

También durante los meses de invierno la naturaleza está hermosa y puedes visitar Tiengemeten casi todos los días. Debido a la escasez de plantas, podrás ver fácilmente a las aves invernar. Durante los días fríos, aconsejamos que traigas ropa de invierno y un termo con algo caliente.

Huis met tuin

Completa tu visita

¿Te gustaría empezar el día en Tiengemeten con una buena taza de té o café y un tentempié? Entonces comienza en Gasterij De Gezusters, situado en la granja más antigua de la isla a unos 250 metros andando del ferry. Aquí también podrás tomar un rico almuerzo o un refresco en la terraza.

Cuando subo al transbordador a la isla Tiengemeten del Haringvliet, siempre siento como si estuviera de vacaciones. La isla está repleta de naturaleza y es un oasis de paz y tranquilidad. Y todo esto a tiro de piedra de Róterdam.

Eduard Reuvers guardabosques de la isla Tiengemeten